The positive attributes when tasting olive oil

Standard

Apple/Green Apple: indicative of certain olive varietals
Almond: nutty (fresh not oxidized)
Artichoke: green flavor
Astringent: puckering sensation in mouth created by tannins; often associated with bitter, robust oils
Banana: ripe and unripe banana fruit
Bitter: considered a positive attribute because it is indicative of fresh olive fruit
Buttery: creamy, smooth sensation on palate
Eucalyptus: aroma of specific olive varietals
Floral: perfume/aroma of flowers
Forest: fresh aroma reminiscent of forest floor, NOT dirty
Fresh: good aroma, fruity, not oxidixed
Fruity: refers to the aroma of fresh olive fruit, which is perceived through the nostrils and retro-nasally when the oil is in one’s mouth.
Grass: the aroma of fresh-cut (mowed) grass
Green/Greenly: aroma/flavor of unripe olives
Green Tea: characteristic of some unripe olive varieties
Harmonious: balance among the oil’s characteristics with none overpowering the others
Hay/Straw: dried grass flavor
Herbaceous: unripe olive fruit reminiscent of fresh green herbs
Melon: indicative of certain olive varietals
Mint: indicative of certain olive varietals
Pear: indicative of certain olive varietals
Peach: indicative of certain olive varietals
Peppery: stinging sensation in the throat which can force a cough (see pungent)
Pungent: stinging sensation in the throat which can force a cough (see peppery)
Ripely: aroma/flavor of ripe olive fruit
Round/Rotund: a balanced, mouth-filling sensation of harmonious flavors
Spice: aroma/flavor of seasonings such as cinnamon, allspice (but not herbs or pepper)
Sweet: characteristic of mild oils
Tomato/Tomato Leaf: indicative of certain olive varietals
Tropical: indicative of ripe olive fruit with nuances of melon, mango, and coconut
Walnut/Walnut Shell: nutty (fresh not oxidized)
Wheatgrass: strong flavor of some green olive fruit
Woody: indicative of olive varietals with large pits

Advertisements

Algunos consejos contra el colesterol

Standard

El colesterol alto es el principal factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, aproximadamente la mitad de la población adulta en España padece estos síntomas.
Lo fundamental para evitar tener un colesterol alto, es llevar una dieta sana y equilibrada donde evitemos el consumo exagerado de grasas saturadas y trans. Además, sin ser tan conocido, los antioxidantes juegan un papel fundamental como aliado de nuestras arterias para evitar la acumulación de colesterol en sangre.
En este aspecto, el aceite de oliva es el alimento con una de las fuentes más importantes de antioxidantes en nuestra dieta mediterránea.

Recomendaciones para combatir el colesterol malo (LDL):

1. Reducir el consumo de grasas saturadas, por ejemplo en los productos lácteos como la leche entera o los quesos curados.
2. Evitar el consumo de grasas trans añadidas, por ejemplo en Patatas fritas de bolsa o bollería industrial.
3. Controlar y conocer el colesterol dietético, presente en todos los productos animales y solo en algunos vegetales.
4. No consumir aceites tropicales o productos elaborados a partir de estos (palma, coco,…).
5. Consumir productos etiquetados, para conocer sus ingredientes y tener cuidado con los reclamos “sin colesterol” y/o “con grasas vegetales”.
6. Comer productos ricos en antioxidantes (aceite de oliva, girasol, vino, frutos secos y algunas frutas y verduras).
7. Los genes mandan en muchas ocasiones, por lo que es bueno conocerse y saber tus niveles medios.
8. La vida sedentaria no ayuda, así como el tabaquismo. Llevar una vida sana y con actividad física.
FUENTE: EUROPAPRESS

¿Cómo se conserva mejor el aceite de oliva?

Standard

La funcionalidad del envase es múltiple: ser continente del líquido que contiene, estética, logística (facilitar su transporte) y también para proteger su contenido. Y es en esta última función donde hacemos hincapié.

El envase debe proteger el aceite de tres factores externos: luz, aire y temperatura. Según su mayor nivel de protección, clasificamos los tipos de envases de mejor a menor en la siguiente lista:

-El tetrabrick o tetrapak, es el que mejor conserva la calidad del aceite, aunque no es común encontrarlo en las tiendas. Este envase resiste los golpes, no deja pasar los rayos ultravioletas y resiste los cambios de temperatura.
-El cristal polarizado u opaco es el segundo mejor envase, resiste bien los rayos ultravioletas y los cambios térmicos, aunque es más frágil.
-La lata impide la entrada de rayos ultravioletas pero no resiste tan bien los cambios térmicos, resiste golpes.
-El cristal transparente resiste los cambios térmicos pero no impide a los rayos ultravioletas traspasar el envase, lo que perjudica la aceite y accelera su oxidación.
-Por último los envases plásticos o de PET, los cuales son los que peor conservan el producto, a su favor, son más económicos.

Identificar un aceite de oliva de calidad

Standard

El etiquetado del aceite de oliva da pistas de la calidad del aceite, pero no todo está en la etiqueta. Son muchas las dudas que pueden surgir a la hora de comprar aceite de oliva, por lo que aquí ofrecemos una serie de indicaciones para identificarlos y distinguir las calidades.

Aceites de extracción mecánica/manual.

Aquí nos podemos encontrar con tres calidades fundamentales: aceite de oliva virgen extra ecológico, aceite de oliva virgen extra y aceite de oliva virgen. Los aceite de oliva virgen extra no presentan ningún tipo de defecto y presentan unos parámetros físico-químicos óptimos. Además el aceite ecológico, se extrae de aceitunas cultivadas exclusivamente en campos de cultivo ecológico, respetuosos con el medio ambiente. Los aceites de oliva virgen, son aquellos que bien presentan algún defecto organoléptico o bien presenta algunos parámetros físico-químicos fuera de rango para ser clasificados como virgen extra, como puede ser la acidez (entre 0,8° y 2°).

Aceites que han pasado por un proceso de refinado.

Los aceite de oliva vírgenes que presentan un gran número de defectos en su análisis físico-químico y que están fuera de norma (legislación europea) se denominan aceite de oliva virgen lampante, el cual no es apto para el consumo, por lo que debe pasar por un proceso de refinado. Un aceite refinado es un aceite tratado químicamente ya que se usan solventes para quitarle los defectos, quitándole también sus virtudes (olor y sabor). A este aceite de oliva refinado que todavía no es apto para el consumo, se le debe añadir aceite de oliva virgen para su comercialización, tomando el término de aceite de oliva. Este toma otras denominaciones comerciales como aceite de oliva sabor suave o sabor intenso (en referencia a la cantidad de virgen que se le añade para aportar más sabor) ó 0,4 y 1 (en referencia a la acidez, algo prohibido de reflejar sino es junto a los demás parámetros de la analítica).

Aceites procedentes de los residuos de la aceituna.

Los subproductos obtenidos en el proceso de producción del aceite de oliva virgen extra, también conocido como alperujo se trasladan a una orujera donde se trata mediante procedimientos físico-químicos para obtener aceite de orujo crudo, el cual se debe refinar durante varias fases para obtener el aceite de orujo refinado. Este no es apto para consumo, por lo que se debe mezclar con aceites de oliva vírgenes para obtener el aceite de orujo de oliva.

La calidad del aceite no es evidente a simple vista.

La calidad del aceite está en función del estado fitosanitario de la aceituna, la fecha de la recogida, el proceso de extracción, el almacenaje y la rotación, pero todo ello no es visible para el comprador, sino que será su cata, la que determine esa calidad. Con respecto al color, en el aceite no es un parámetro que aporte información de calidad. Un color verde o amarillo no significa que el uno sea mejor que el otro, sino que el color verde indica que la aceituna se ha cogido muy temprana. Así, el tono verdoso no afecta a la calidad, y únicamente va a repercutir en que el aceite será algo más amargo y picante. La acidez es un parámetro de estabilidad y composición química del aceite, y va a determinar su amargor y picor. En los parámetros de 0,1º a 2,0º, esta acidez no es detectable por el ser humano, por lo cual no supone una diferencia en su sabor.